El arte de conectar

Imagen

DSC_0425

Fotografía: Esther Fernández, equilibrio cielo y tierra.

La práctica de la atención te enseña a escuchar a tu cuerpo a través de todas las ventanas sensoriales y a atender al flujo de tus pensamientos y sentimientos, iniciando así el proceso de restablecimiento y fortalecimiento de la conexión con tu propio paisaje: Conectar con tu vida interna y externa. Conectar con tus sensaciones, conectar con tus percepciones, conectar con tus impulsos, conectar con tus emociones, conectar con tus pensamientos, conectar con lo que dices y conectar con tu cuerpo. Conectar con el mundo de los sabores, los olores y el tacto. Conectar con el presente, el único instante al que puedes acceder. Conectar con los sonidos. Conectar con el mundo externo, con el efecto que provocas en los demás, con lo que les preocupa y les interesa. Conectar con tu paisaje interno y externo… y experimentar la vida como un milagro.