Mantra para la Autocompasión

Imagen

Con la autocompasión nos damos la misma amabilidad y cuidado que daríamos a un amigo cuando estás pasando por un momento difícil, fracasaS o notas algo que no te gusta de ti mismo. En lugar ignorar tu dolor con una mentalidad rígida y estricta, te detienes a decirte a ti mismo: “esto es realmente difícil en este momento, ¿cómo puedo consolarme y cuidarme en este momento?”

En lugar de juzgar y criticarte sin piedad por cualquier deficiencia, la autocompasión significa que eres amable y comprensivo cuando te enfrentas a fallos personales. Después de todo, ¿quién dijo que se supone que eres perfecto?

Cuando te encuentres atravesando dolor emocional o encuentres algo de ti mismo que no te guste puedes decirte a ti mismo las siguientes palabras:

Este es un momento de sufrimiento


El sufrimiento es parte de la vida


Que pueda ser amable conmigo


Que pueda aceptarme tal cual soy

ben-white-146950

La investigación muestra que cuanto más autocompasiva y menos autocrítica es una persona, menores son sus niveles de cortisol y más saludable es su ritmo cardiaco. Esto sugiere que son capaces de enfrentarse a los retos de la vida con mayor equilibrio emocional.

La autocompasión nos aporta la valentía y el sosiego necesarios para mirar de frente las emociones no deseadas.

Los sentimientos dolorosos son pasajeros por naturaleza, siempre que no los prolonguemos o identifiquemos mediante la resistencia o la evitación. Quizás lo más importante es que tener compasión por uno mismo significa que honras y aceptas tu humanidad. Las cosas no siempre irán como quieres. Encontrarás frustraciones, habrá pérdidas, cometerás errores, te toparás con tus limitaciones y no cumplirás tus ideales. Esta es la condición humana, una realidad compartida por todos nosotros. Cuanto más abres tu corazón a esta realidad en lugar de luchar constantemente contra ella, más podrás sentir compasión por ti y por todos los demás humanos en la experiencia de la vida.

 

Fuente: Sé amable contigo mismo, Kristin Neff

Visita nuestra web para informarte sobre cursos de mindfulness y compasión

WEB

Dar la bienvenida a las emociones

Imagen

El arte de dar la bienvenida a todas las emociones y aceptarlas como mensajeras como ilustra este poema de Rumi:

La casa de los huéspedes

El ser humano es una casa de huéspedes.
Cada mañana un nuevo recién llegado.
Una alegría, una tristeza, una maldad
Cierta conciencia momentánea llega
Como un visitante inesperado.

¡Dales la bienvenida y recíbelos a todos!
Incluso si fueran una muchedumbre de lamentos,
Que vacían tu casa con violencia
Aún así, trata a cada huésped con honor
Puede estar creándote el espacio
Para un nuevo deleite

Al pensamiento oscuro, a la vergüenza, a la malicia,
Recíbelos en la puerta riendo
E invítalos a entrar
Sé agradecido con quien quiera que venga
Porque cada uno ha sido enviado
Como un guía del más allá.

Rumi, poeta Sufi del siglo XIII