3 prácticas de mindfulness para comenzar el día

Imagen

“La meditación consiste en ofrecerte a ti mismo tu presencia genuina en cada momento. Es la capacidad de reconocer meridianamente que todo instante es un regalo de la vida, un regalo de la tierra y el cielo. En el zen, esto recibe el nombre de gozo de la meditación”. Tich Nhat Hanh

Cuando te despiertas, justo en ese momento, toma consciencia de que empieza un nuevo día. Que la vida te ofrece veinticuatro horas más para vivir, y que ese es un valioso regalo. Sonríe.

Puedes sostener la sonrisa en el rostro, incorporarte, sentarte, ponerte las zapatillas y caminar hacia el baño donde tienes una excelente oportunidad para cultivar mindfulness cada día con las siguientes prácticas:

  1. Lavarte la cara

Puedes conectar con una gran dosis de calma mientras te lavas la cara, te peinas o te duchas si sabes cómo proyectar la luz de la atención sobre cada una de las cosas que haces.

Por ejemplo, cuando abres el grifo, puedes disfrutar del contacto con el agua corriente que emana del grifo. Eso es la meditación. También tomas conciencia de lo afortunado que eres al disponer de agua corriente con tan solo accionar un mando.

El mindfulness es atención, es la capacidad de reconocer lo que está pasando en cada momento.

Abres el grifo y el agua fluye para ti. En muchos lugares carecen de suministro de agua. Abre el grifo lentamente, toma el agua entre las manos y te la llevas al rostro. Siente el agua en tus dedos, los ojos, las mejillas… habita el momento presente y disfruta de esas sensaciones que te despiertan.

Agradece el agua que llega a ti cada día.

Sé consciente de cada movimiento, no pienses en otras cosas. No te apresures en terminar y dedicarte a otra cosa.

  1. Lavarte los dientes

Vas a  dedicar uno o dos minutos a lavarte los dientes. No te apresures. Concentra toda tu atención en el cepillado. Cuentas con tiempo para cepillarte los dientes, para realizar el cepillado lentamente, centrándote en cada movimiento y las sensaciones físicas en ese momento.

Así pues, el reto consiste en cepillarte los dientes de modo que disfrutes de la tranquilidad y la felicidad durante el minuto o dos que dura la operación. Si puedes hacerlo, habrás tenido éxito; estarás meditando justo en ese instante.

  1. Meditar en la ducha

 Nada más entrar en la ducha, puedes comenzar centrarte en las sensaciones cuando tocas el agua, como la temperatura del agua, su textura…o la sensación al tocar la esponja, el jabón… Dejar que el chorro del agua caiga sobre tu cabeza unos minutos. Cerrar los ojos y sentir cómo se desliza el agua por toda la piel ; desde la cabeza, pasando por la cara, los brazos, la piernas, hasta llegar a los pies…Explorar, como si fuera la primera vez, las sensaciones táctiles al frotar cada parte de tu cuerpo. Abrirte, también, a los sonidos de las gotas de agua, o estimular tu olfato (oler primero el jabón que vas a aplicar).

Convierte la ducha en un momento especial del día, íntimo y placentero, un momento para ejercitar la atención consciente: tu momento.

Recuerda que cada día es un regalo. Una oportunidad para cultivar presencia en cada cosas que haces al iniciar el día y llevar esa actitud al resto de tu jornada.

Fuente: La paz está en tu interior, Tich Nhat Hanh

 

 

 

Curso de mindfulness para la salud y el estrés

Imagen

Un nuevo año es un nuevo comienzo, una oportunidad de cambio o transformación, y es un momento ideal para establecer lo que sí queremos en nuestra vida. La atención plena te aporta esa claridad para conectar con tu verdadero propósito. Te deseamos un 2019 lleno de atención plena y compasión. Como dice Jon Kabat-Zinn: si aumentas la conciencia los cambios en tu vida vienen solos.

Este curso está dirigido a:

-Público en general y profesionales.
-A todas aquellas personas que quieran introducirse o profundizar en la práctica de Mindfulness y compasión y aprender a gestionar:

-Estrés y otros estados mentales negativos.
-Una situación difícil en sus vidas (burnout laboral, separación, duelo, cambios importantes…).
-Toda aquella persona que quiera aprender herramientas e caces para poder vivir una vida más plena en lo personal y menos vulnerable a las exigencias profesionales.

Este curso te enseñará a desarrollar la atención Consciente. Todo lo que haremos durante las clases está centrado alrededor de esta habilidad, proporcionando diversas técnicas para que aprendas a cultivarla en los diferentes ámbitos de tu vida, aprendiendo a reconocer el momento presente con elección y dándote la posibilidad de vivir con más estabilidad emocional.

¿Cómo es una clase?

-Meditación guiada
-Movimientos conscientes
-Compartir con el grupo
-Espacio de práctica
-Apoyo en tus dudas
-Tema de la semana

Los programas Breathworks RespiraVida son un desarrollo del Programa de Reducción de Estrés basado en Mindfulness (MBSR), creado por Dr. J.K. Zinn (Universidad Massachusetts), con elementos claves de la Terapia Cognitiva Basada en Mindfulness (MBCT) por M. Williams, J. Teasdale and Z. Segal, y tomando como base las prácticas de meditación milenarias de la tradición budista.

Los grupos son reducidos (máx 8 personas). Cada semana iremos introduciendo diferentes prácticas de meditación.

Mindfulness para el Salud MBPM tiene las siguientes características:
Es un programa psico-educativo grupal, con estándares de calidad.
Se fundamenta en evidencias cientí cas.
La capacitación de los profesores está definida por los estándares de “UK Network for Mindfulness Based Teacher Trainers”.
Nuestros profesores aplican y son evaluados por los “Criterios de desarrollo y evaluación de competencias docentes MBI:TAC ”de Bangor University.
Los profesores de MBPM tienen un compromiso personal con la práctica de Mindfulness y con su formación profesional continuada (FPC).

Horario

8 SESIONES los viernes de 18:30 a 21:00

+ día adicional de práctica en fin de semana (sábado o domingo) para realizar meditaciones, comida consciente, meditar caminando…

Comienza el viernes: 11 de enero 2019

Precio y forma de pago:

Precio: 190 euros

Inscripción reserva: 50 euros, resto antes del 1 de ENERO DE 2019

Incluye un manual y audios con meditaciones guiadas.

Si tienes dificultades económicas, no te quedes con ganas de hacerlo, cuéntame tu caso y encontraremos una solución para ti.

Profesor:
El curso será impartido por Esther Fernández, profesora certificada por Respira Vida Breathworks.

Las clases serán en Valencia, en el edificio CREA, en Avda. de las Jacarandas, 2 -LOF 304

Para más información: info@mindfulnessartes.com

tel: 607 66 22 03

EVIDENCIAS CURSOS

Práctica de respiración consciente de 10 minutos para restaurar tu atención

Imagen

Cuando respiras conscientemente te recuperas a ti mismo y recuperas la vida en el presente. La respiración te conecta, inmediatamente, con el proceso rítmico y fluido de la vida.

“La respiración consciente es la clave para unir cuerpo y mente y traer la energía de la plena consciencia a cada momento de nuestra vida”. Thich Nhat Hanh

Respiración

  1. Comienza sentándote cómodamente en un cojín o en una silla. Cierra los ojos si lo deseas, o déjalos abiertos y baja la mirada hacia el suelo.
  2. Solo respira: Respira como lo haces normalmente. Y luego dirige tu atención a la sensación física de cada respiración. Es posible que observes el ascenso y descenso de tu abdomen o cómo se hincha el pecho al inhalar y se deshincha al exhalar. O puedes notar cómo entra el aire y sale por la nariz con cada respiración, guía la atención lo mejor que puedas de regreso a tu respiración. Inhalando y exhalando. Permite que la atención se pose en la respiración como lo hace una hoja sobre la superficie de un estanque, y permanece en contacto con ella durante cada inspiración, exhalación y en cada pausa, con su ascenso y su descenso, en todos y cada uno de sus movimientos.
  3. Sé amable con tu mente cuando se distrae: Casi de inmediato y posteriormente, te encontrarás, una y otra vez, distraído. La atención siempre vagará, eso es lo que hace. Es normal y siempre será parte de tu experiencia. Puedes encontrar que tu atención vaga hacia un sonido, un pensamiento o una sensación física. Con amabilidad, sin juzgar, devuelve tu atención a la sensación de respirar.
  4. Cuando tu mente se distraiga, vuelve suavemente a notar tu respiración. Si algo llama tu atención como, por ejemplo, un sonido en la habitación nota que ha sucedido, y luego déjalo ir lo mejor que puedas. Vuelve a la respiración sin esperar nada más.
  5. Práctica la paciencia. A veces, la mente permanece ocupada y atrapada durante la meditación. Al darte cuenta de esto, practica la paciencia. No puedes forzar tu mente a la quietud, y esa nunca es la intención, permite que todo sea por unos momentos tal y como es.
  6. Cuando estés listo, abre suavemente los ojos.  Haz una pausa por un momento y agradécete el haberte dedicado esos minutos para nutrir tu atención y serenidad.

Puedes prestar este tipo de atención en cualquier momento del día convirtiéndolo en un momento de meditación, orientándote hacia el presente y hacia tu cuerpo.

Puede interesarte también El arte de conectar con tu respiración

Esther Fernandez