Los beneficios de la soledad y el silencio

Imagen

El silencio es necesario para escuchar tu propia voz y conectar con tu verdadera esencia. Es un puente hacia la tranquilidad, la paz y la armonía. Tomarte un tiempo en soledad y en silencio puede resultar muy saludable…

“Cuando la mente está completamente silenciosa, tanto en los niveles superficiales como en los profundos; lo desconocido, lo inconmensurable puede revelarse” Krishnamurti

Para obtener una mayor perspectiva sobre tu vida debes estar dispuesto a mirar dentro de ti. Puedes hacer un descanso momentáneo ahora mismo y dejar de saltar de una tarea a otra para escuchar tu voz interior. Es posible que esta voz haya sido apagada durante un tiempo debido al ruido constante en el exterior.

DSC_0557

“A través de los portales del silencio, el sol curativo de la sabiduría y la paz brillará sobre ti.” Paramahansa Yogananda

En nuestro mundo digital, nuestros cerebros tienen menos tiempo para desconectarse. Estamos constantemente procesando enormes cantidades de información.  Cuando experimentas silencio, tu cerebro puede trabajar para comprender mejor tu entorno interno y externo. Puedes dar sentido a tu vida y ganar perspectiva, algo que es vital para tu bienestar general.

 

“Para entender al mundo, uno tiene que alejarse de él a veces”. Albert Camus

 

El silencio es bueno para tu salud física general y tu bienestar

Se ha demostrado que el silencio ofrece importantes ventajas para la salud que mejoran el bienestar general. Desde un punto de vista fisiológico, el silencio ayuda a:

  • Mejorar y reducir la presión sangúinea, lo que puede ayudar a prevenir un ataque cardíaco.
  • Impulsar el sistema inmunológico del cuerpo.
  • Beneficiar la química del cerebro mediante el crecimiento de nuevas células.
  • Disminuir el estrés al disminuir los niveles de cortisol en la sangre y la adrenalina.
  • Promover la buena regulación hormonal y la interacción de los sistemas corporales relacionados con las hormonas.

El silencio promueve beneficios psicológicos y emocionales

El arte de la quietud

Sin las distracciones de los dispositivos de tecnología, los sonidos telefónicos, los mensajes entrantes, las tareas cotidianas, las tareas inesperadas o las demandas de los niños, compañeros de trabajo, familiares y amigos, es más fácil calmar la mente y restablecer el equilibrio. De hecho, el ruido excesivo es el componente principal del estrés que sufrimos día a día.

El ruido, en casi todos los niveles causa estrés y tensión en el cuerpo, el silencio libera la tensión en el cerebro y el cuerpo. Un estudio  publicado en la revista, Heart , descubrió que solo dos minutos de silencio puede ser incluso más relajantes que escuchar música “relajante”.

Sugerencias para cultivar el silencio

  • Pasea por la naturaleza

El baño de bosque, también conocido como Shinrin Yoku, es una práctica que consiste en pasar tiempo en el bosque, con el objetivo de conectar con la naturaleza y mejorar la salud y el bienestar.

Os invitamos a ver este vídeo para abrir vuestros sentidos y sumergiros en la atmósfera del bosque.

  • Practica la respiración consiente

Puede interesarte esta práctica de 10 minutos de respiración consciente

  • Medita

Estar en silencio, al menos por períodos cortos durante el día, es un factor determinante para la buena salud cerebral. Y con eso, un elemento decisivo para tu estado emocional, tu salud y tu calidad de vida.

 

 

 

El Arte de dar

Imagen

biel-morro-128512“El que da demasiado amenaza la relación. No debo dar más de lo que el otro me puede devolver. Hay un límite a lo que se da y lo que se pide al otro. El que da demasiado está en una postura de poder, obligando al otro. Si doy demasiado actúo como una madre”.

Bert Hellinger

El Arte de la madurez espiritual

Imagen

Le preguntaron a Rumi, maestro espiritual persa del siglo XIII:

¿Qué es el veneno?: – Cualquier cosa más allá de lo que necesitamos es veneno. Puede ser el poder, la pereza, la comida, el ego, la ambición, el miedo, la ira, o lo que sea…

¿Qué es el miedo?: – Es la no aceptación de la incertidumbre. Si aceptamos la incertidumbre, se convierte en aventura.

¿Qué es la envidia?: – Es la no aceptación de la bienaventuranza en el otro. Si la aceptamos, se torna en inspiración.

¿Qué es la ira?: – Es la no aceptación de lo que está más allá de nuestro control. Si aceptamos, se convierte en tolerancia.

¿Qué es el odio?: -Es la no aceptación de las personas como son. Si las aceptamos incondicionalmente, a continuación, se convierte en amor.

¿Qué es la madurez espiritual?:

Sin título 2

El Arte del silencio

Imagen

“El silencio es el gran tallador del espíritu”.

Esther Fernández

DSC_0557

Cuando permanecemos en silencio, poco a poco va posándose el ruido de los días y  va emergiendo nuestra verdadera esencia. Y así en la quietud, es como aprendemos a estar con ella en una actitud de paciencia y confianza.

Meditar cada día como una forma de purificación de nuestro mar interior, en busca de uno mismo, soltando el peso de los pensamientos y dejándonos simplemente ser y que se abra paso nuestra autenticidad.

 

www.mindfulnessartes.com

 

 

 

 

El Arte de entrar en contacto con toda la riqueza de la vida

Imagen

Cuando te libras de tu miedo de fracasar, de tus tensiones de triunfar, puedes ser tú mismo.

Siéntate tranquilamente y observa cómo funciona tu mente, de la que brota sin cesar un flujo de pensamientos, sensaciones y reacciones. Dedica largos ratos a observarlo todo ello del mismo modo en que contemplas un río o una película. No tardarás mucho tiempo en descubrir que es aún más interesante, vivificante y liberador. Después de todo, ¿acaso puedes afirmar que estás vivo si ni siquiera eres consciente de tus propios pensamientos y reacciones? Se dice que la vida inconsciente no merece ser vivida. Podría afirmarse que ni siquiera puede ser llamada “vida”, porque es una existencia mecánica, de “robot”; porque se parece más al sueño, a la falta de sentido, a la muerte… Y, sin embargo es esto lo que la gente llama “vida humana.

Así pues. mira, observa, examina, explora… y tu mente se hará viva, eliminará su “grasa” y se tornará perspicaz, despierta y activa. Los muros de tu prisión se desplomarán hasta que no quede piedra sobre piedra, y tú te verás agraciado con la visión nítida y sin obstáculos de las cosas tal como son, con la experiencia directa de la realidad.

cropped-img_9379.jpg

Una llamada al amor, Anthony de Mello

Visita nuestra web MIndfulnessartes

 

 

 

 

 

El arte de amar

Imagen

“El amor es la preocupación activa por la vida y crecimiento de lo que amamos. Cuando falta tal preocupación activa no hay amor…”

“El amor del hombre es una fuerza activa que derriba los muros por los que el hombre está separado de sus prójimos, y que los une con los otros. El amor le permite superar el sentimiento de aislamiento y separación, pero le permite también permanecer fiel a sí mismo y conservar su integridad, su ser-así. En el amor se da la paradoja de que dos seres llegan a ser uno y, sin embargo, siguen siendo dos… El amor es una actividad, y no un afecto pasivo. Se puede describir, de una forma muy general, con la afirmación de que el amor es, sobre todo, un dar y no un recibir.”

“Respetar significa preocuparse por que la otra persona crezca y se desarrolle tal cual como es. De ese modo, el respeto implica la ausencia de explotación. Quiero que la persona amada crezca y se desarrolle por sí misma, en la forma que le es propia, y no para servirme. Si amo a la otra persona, me siento uno con ella, pero con ella tal cual es, no como yo necesito que sea, como un objeto para mi uso. Es ovbio que el respeto sólo es posible si yo he alcanzado independencia; si puedo caminar sin muletas, si tener que dominar ni explotar a nadie. El respeto sólo existe sobre la base de la libertad: “l’amour est l’enfant de la liberté”, dice una vieja canción francesa; el amor es hijo de la libertad, nunca de la dominación.”

Erich Fromm, El arte de amar

Visita nuestra web

Mantra para la Autocompasión

Imagen

Con la autocompasión nos damos la misma amabilidad y cuidado que daríamos a un amigo cuando estás pasando por un momento difícil, fracasaS o notas algo que no te gusta de ti mismo. En lugar ignorar tu dolor con una mentalidad rígida y estricta, te detienes a decirte a ti mismo: “esto es realmente difícil en este momento, ¿cómo puedo consolarme y cuidarme en este momento?”

En lugar de juzgar y criticarte sin piedad por cualquier deficiencia, la autocompasión significa que eres amable y comprensivo cuando te enfrentas a fallos personales. Después de todo, ¿quién dijo que se supone que eres perfecto?

Cuando te encuentres atravesando dolor emocional o encuentres algo de ti mismo que no te guste puedes decirte a ti mismo las siguientes palabras:

Este es un momento de sufrimiento


El sufrimiento es parte de la vida


Que pueda ser amable conmigo


Que pueda aceptarme tal cual soy

ben-white-146950

La investigación muestra que cuanto más autocompasiva y menos autocrítica es una persona, menores son sus niveles de cortisol y más saludable es su ritmo cardiaco. Esto sugiere que son capaces de enfrentarse a los retos de la vida con mayor equilibrio emocional.

La autocompasión nos aporta la valentía y el sosiego necesarios para mirar de frente las emociones no deseadas.

Los sentimientos dolorosos son pasajeros por naturaleza, siempre que no los prolonguemos o identifiquemos mediante la resistencia o la evitación. Quizás lo más importante es que tener compasión por uno mismo significa que honras y aceptas tu humanidad. Las cosas no siempre irán como quieres. Encontrarás frustraciones, habrá pérdidas, cometerás errores, te toparás con tus limitaciones y no cumplirás tus ideales. Esta es la condición humana, una realidad compartida por todos nosotros. Cuanto más abres tu corazón a esta realidad en lugar de luchar constantemente contra ella, más podrás sentir compasión por ti y por todos los demás humanos en la experiencia de la vida.

 

Fuente: Sé amable contigo mismo, Kristin Neff

Visita nuestra web para informarte sobre cursos de mindfulness y compasión

WEB

Explora la autocompasión mediante una carta a ti mismo.

Imagen

“No siempre podemos obtener lo que queremos. No siempre podemos ser la persona que queremos ser. Cuando negamos o resistimos esta realidad, el sufrimiento surge en forma de estrés, frustración, y auto-crítica. Sin embargo, cuando esta realidad es aceptada con benevolencia, generamos emociones positivas como la compasión y el cuidado, las que nos ayudan a enfrentar nuestra situación” – Kristin Neff.

En este post te traemos un ejercicio para que explores la autocompasión. La compasión es un sentimiento que conlleva el querer ayudar a una persona que está sufriendo. La palabra compasión nos evoca ideas como “ternura”, “bondad” y “comprensión”.

La mayoría de nosotros tratamos de ser compasivos con los demás, pero a menudo no somos compasivos con nosotros mismos, nos resulta difícil practicar la autocompasión.

La autocompasión implica ser cálidos y comprensivos con nosotros mismos cuando sufrimos, fracasamos o nos sentimos inadecuados, en lugar de ignorar nuestro dolor o flagelarnos con la autocrítica. Las personas con autocompasión reconocen que ser imperfecto, fallar y experimentar dificultades en la vida es inevitable, por lo que tienden a ser amables consigo mismos cuando se enfrentan a experiencias dolorosas en lugar de enojarse cuando la vida no cumple con los ideales establecidos.

No siempre puedes ser ni obtener exactamente lo que quieres. Cuando esta realidad se niega o se lucha contra el sufrimiento aumenta en forma de estrés, frustración y autocrítica. Cuando esta realidad es aceptada con simpatía y amabilidad, se experimenta una mayor ecuanimidad emocional.

La buena noticia es que puedes decidir practicar la autocompasión, y si tienes problemas para hacerlo, puedes aprender. A continuación, te detallamos un método a través de la escritura.

  1. Piensa en una aspecto que te haga sentir mal contigo mismo

    a-l-117993-unsplash.jpg

Todos tenemos algo que no nos gusta de nosotros mismos, algo que nos hace sentir vergüenza, inseguridad o pensamos que no es “suficientemente bueno”.

“La imperfección forma parte de la condición humana, y los sentimientos de fracaso e inadaptación son inherentes a la experiencia de vivir”.

Piensa en algún aspecto que te haga sentir mal contigo mismo, puede ser el aspecto físico, el trabajo, una relación…

¿Cómo te sientes interiormente al pensar en el aspecto que has escogido?

¿Asustado, triste, deprimido, inseguro, enfadado?

¿Qué emociones se desencadenan cuando piensas en ese aspecto de ti mismo?

Intenta ser emocionalmente honesto y no reprimas ningún sentimiento, pero tampoco te pongas melodramático.

Simplemente trata de sentir tus emociones exactamente como son, ni más ni menos.

  1. Escribe una cartajan-kahanek-184675-unsplash.jpg

Ahora piensa en un amigo imaginario o real que tiene una actitud cariñosa, tolerante, amable y compasiva. Imagina que ese amigo ve todos tus puntos fuertes y débiles, incluyendo el aspecto sobre ti mismo sobre el que acabas de reflexionar. Piensa en lo que siente ese amigo por ti, en cómo te quiere y te acepta tal como eres, con todas tus imperfecciones humanas. Ese amigo reconoce los límites de la naturaleza humana y es agradable y comprensivo contigo.

En su gran sabiduría, entiende tu historia vital y las miles de cosas que te han ocurrido y que han hecho de ti la persona que eres. Tus defectos están relacionados con muchas cosas que no siempre has escogido: tus genes, tu historia familiar, tus circunstancias vitales…. Elementos que están fuera de tu control.

Escribe una carta dirigida a ti mismo desde la perspectiva de ese amigo imaginario. Céntrate en los defectos por los que tiendes a juzgarte:

¿Qué te diría tu amigo sobre tu defecto, desde la perspectiva de una compasión ilimitada?

¿Transmitiría la compasión profunda que siente por ti, sobre todo por lo incómodo que te sientes cuando te juzgas con tanta dureza?

¿Qué escribiría ese amigo para recordarte que eres humano, que todas las personas tenemos puntos fuertes y débiles?

Y si crees que ese amigo podría sugerirte posibles cambios, ¿Cómo serían esas sugerencias si surgieran de un profundo sentimiento de comprensión y compasión incondicionales?

Mientras te escribes a ti mismo desde la perspectiva de ese amigo imaginario, trata de llenar tu carta de un claro sentido de aceptación, amabilidad, cariño y deseo de salud y felicidad por parte de esa persona hacia tía.

Cuando termines la carta, déjala un momento. Después reléela y deja que las palabras te inunden. Siente cómo te llega la compasión, cómo te calma, y te consuela como si se tratase de una brisa fresca en un día muy caluroso. El amor, la conexión y aceptación son derechos de nacimiento. Para reclamarlos sólo tienes que mirar en tu interior,

Visita nuestra Web

Fuente: Sé amable contigo mismo, Kristin Neff

Dar la bienvenida a las emociones

Imagen

El arte de dar la bienvenida a todas las emociones y aceptarlas como mensajeras como ilustra este poema de Rumi:

La casa de los huéspedes

El ser humano es una casa de huéspedes.
Cada mañana un nuevo recién llegado.
Una alegría, una tristeza, una maldad
Cierta conciencia momentánea llega
Como un visitante inesperado.

¡Dales la bienvenida y recíbelos a todos!
Incluso si fueran una muchedumbre de lamentos,
Que vacían tu casa con violencia
Aún así, trata a cada huésped con honor
Puede estar creándote el espacio
Para un nuevo deleite

Al pensamiento oscuro, a la vergüenza, a la malicia,
Recíbelos en la puerta riendo
E invítalos a entrar
Sé agradecido con quien quiera que venga
Porque cada uno ha sido enviado
Como un guía del más allá.

Rumi, poeta Sufi del siglo XIII